viernes, 3 de junio de 2016

UNIMA Madrid en las noches del Congreso Mundial de UNIMA 2016


Lo reconozco, no puedo ser objetivo porque son compañeros nuestros, ¿pero quién necesita ser objetivo? El espectáculo que ofrecieron nuestros compañeros de Madrid en la noche titiritera que compartían junto a Aragón y a Castilla León en el Congreso Mundial fue sorprendente, innovador, atrevido, diferente, imaginativo y por si fuera poco, gustó muchísimo.

A excepción de UNIMA Aragón, ninguna otra UNIMA autonómica ha apostado por crear un espectáculo solamente para el Congreso. Me parece un gran mérito de estos mozuelos, Esther Vera y Esther D'Andrea, de la Société de la Mouffette; Álvaro Torre, de Sol y Tierra; Lucas Escobedo, de Lucas Locus; y Carlos Cazalilla de Teatro La Fauna y La Tartana; el haber creado un espectáculo de la nada, olvidando el individualismo y la sencillez de mostrar piezas propias ya montadas y asumiendo el gran esfuerzo que requiere siempre una nueva producción.

El espectáculo consistía en cinco escenas pensadas y dirigidas por cada uno de ellos, pero puestas en escena en grupo. Siguiendo un imperceptible hilo conductor se iban sucediendo las propuestas protagonizadas siempre por animales. La banda sonora iba siendo creada en directo por Carlos Cazadilla, que con su guitarra, diversos instrumentos y su ordenador iba construyendo los ambientes y los efectos sonoros adecuados a la vista del público.

Los títeres llamaban la atención, grandes, vistosos, bien construidos, con bastantes horas de trabajo encima, y muy bien manipulados.

La complicidad con el público empezó según éste iba entrando y sentándose en la sala. Descansando en el césped, como si estuvieran de meriendilla en el campo, iban recibiendo al público mientras Lucas hacía un sencillo juego con unos vasos. Antes de arrancar, ya lo tenían en el bolsillo. Todo el mundo celebró la frescura del espectáculo. El público estuvo enganchado de principio a fin, entusiasmado por las escenas que se iban sucediendo y que nunca dejaban de sorprender.

En definitiva, que los que no pudieron estar en esta noche titiritera, se perdieron algo excepcional. Yo, que sí pude estar, sólo puedo decir que me siento muy orgulloso de que gente como la que ha hecho semejante trabajo esté en nuestra UNIMA.

Guillermo Gil
Foto de Ura Iturralde

1 comentario: